martes, 11 de septiembre de 2012

Chip anti-secuestro (Verichip)


Qué es un Chip Anti-secuestro?
Es un dispositivo electrónico que puede transmitir señales a una red satelital de posicionamiento global (GPS) que ayuda a encontrar personas secuestradas, extraviadas o desaparecidas.
¿Origen del chip anti-secuestro?
El primer implante de chip en un ser humano tuvo lugar en 1998 y fue implantado al científico británico Kevin Warwick. (El primer ciborg del mundo)[1]. Desde entonces el uso de dichos micro implantes se ha disparado con en todo tipo de personas, en diferentes profesiones y condición social.
El sistema que utilizan estos chips es el de identificación de radiofrecuencia (RFID). Esta frecuencia inalámbrica puede ser utilizada tanto por lectores de datos en hospitales y comercios como por sistemas de posicionamiento global (GPS).
Mediante el chip las personas adquieren una sensación extra de seguridad al poder ser localizados en donde quiera que se encuentren por medio de un satélite.
Conocida como “Verichip”, el chip de silicio, del tamaño de un grano de arroz, iba destinado al gran público. Su precio rondaba los 175 dólares y tenía un costo de mantenimiento anual de 48.5 dólares.
¿Cómo Funciona el Chip Anti-secuestro?
Este microchip mide 3 milímetros cuadrados, el cual se implanta en el cuerpo del ser humano y está protegido por una cápsula de silicona. Sirve para rastrear exactamente la ubicación de la persona.
Funciona como un teléfono celular, transmite un código de identificación que es un código único que se dirige directamente al aire, el cual es detectado por un satélite y un sistema llamado de posicionamiento global que ubica la persona en cualquier parte del mundo.

Actualmente con la tecnología del Chip Antisecuestros, que se implanta en el cuerpo humano sin ningún riesgo ni contraindicación, es posible que en una situación de emergencia como sería el caso de secuestro, proporcionar la identificación y la localización vía satélite de una persona las 24 horas del día, los 365 días del año, por medio de uno de los monitores más avanzados a nivel mundial, ubicado estratégicamente en el centro de la República, pudiendo localizar a una persona en una situación de secuestro o de emergencia, en tan solo en 3 segundos, con un margen de error de aproximadamente 8 metros.
Características más importantes del chip Anti-secuestro.
• Es capaz de enviar señales de radio a un aparato de GPS y que a su vez manda una señal de geolocalizaciòn al satélite.

• El dispositivo se inserta dentro de una cápsula cristalina del tamaño de un grano de arroz, que se inserta debajo de la piel sin dolor alguno.

• Es un dispositivo que tiene como finalidad el brindar protección individual al permitir localizar a su portador por vía satelital frente a un secuestro.

• En la actualidad este sistema de seguridad lo ofrece México desde el año 2006 y aproximadamente ya existen alrededor de 2.000 personas que hacen uso del mismo.

Análisis Industrial.
Se trata de una novedosa técnica que permitirá aumentar la protección individual frente a un hipotético secuestro: un dispositivo intra epidérmico que permite localizar a su portador por vía satélite. Diseñados por la empresa mexicana Xega que asegura tener más de 2.000 clientes en ese país; el chip se inserta debajo de la piel. Una vez activado, el dispositivo es capaz de enviar señales de radio a un aparato de GPS que porta el propio cliente, y que a su vez manda una señal de geo-localización al satélite. El precio de la operación es de menos de 4.000 euros, más 2.000 euros de mantenimiento anual. Muchos clientes insertan el chip en el brazo entre el músculo y la piel, de modo que no pueda ser identificado. Según explica la empresa, si se ven en situación de peligro, lo único que tienen que hacer es apretar un botón de alerta para activar el sistema y avisar a Xega, que se pone en contacto con la policía. No obstante, el sistema tiene sus detractores, que afirman que el chip sólo identifica a una persona, y no sirve para nada si los delincuentes encuentran y destruyen el GPS que el cliente debe llevar consigo.
La implantación de un chip localizador en humanos no es ninguna novedad. La empresa estadounidense Verichip Corp la usa desde hace años para identificar a personas con graves problemas de salud o para encontrar a ancianos que se extravían.
Aunque no fue hasta 2003 cuando la empresa mexicana Soluciones de Localización Satelital (Solusat), filial de la Applied Digital Solutions (ADS) decidió utilizarlo como medio de lucha contra los secuestros.
El director comercial de xega, la empresa que vende el producto, afirma que el dispositivo ya ha permitido que se resuelvan algunos plagios, el localizador viene acompañado de un artefacto externo con el que se activa el chip que está debajo de la piel cuando se necesita.
Su única desventaja es perceptible en cuanto a un costo un poco excesivo, habrá personas que tengan la capacidad económica para comprar estos chips sin problema, pero así como hay gente con la capacidad económica para adquirirlo fácilmente existen personas que no tienen el suficiente sustento económico para comprar este tipo de chips.
Nuevo modelo
Según las previsiones de la empresa, unos 10 mil habitantes de México usarían el “Verichip”, en el primer año, enfermos de los hospitales incluidos.
No sabemos si se consiguió el número vaticinado. Lo cierto es que 8 años después, el alarmante índice de secuestros ha puesto de moda un nuevo modelo de microchip.  Esta vez, entre los millonarios americanos que invierten en seguridad implantando bajo su piel un diminuto transmisor para ser localizados por satélite en caso de ser secuestrados. Más de 2 mil mexicanos tienen instalado el chip que cuesta 4.000 dólares más una cuota anual de mantenimiento de 2 mil 200 dólares.

Prototipo para humanos
Sólo unos adinerados empresarios se pueden permitir lo que algunos califican como un lujo en un país donde en 2007 hubo 751 secuestros según las estadísticas oficiales, aunque el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad habla de 7 mil.

Obra de Xega, una firma mexicana de seguridad, el chip fue inicialmente diseñado para rastrear vehículos. Sin embargo, frustrada por la imposibilidad de encontrar a su dueño secuestrado en 2001, la empresa decidió fabricar un prototipo para humanos.
Negocio en auge
El invento, bien acogido en México donde sus ventas crecieron en un año 13%, podría conocer la misma suerte en Colombia, que registró 562 secuestros en 2008 según la Organización No Gubernamental Pax Christi.
Según la revista colombiana Semana, la empresa mexicana estaba buscando un representante en Colombia para la comercialización de su chip anti-secuestro en este país suramericano.
Xega ve al secuestro como una industria en crecimiento y planea ampliar sus servicios en a Brasil y Venezuela, países donde la inseguridad sigue siendo uno de los mayores problemas.
En 2007, unas 382 personas fueron secuestradas, lo que representa un 48.6 por ciento más que el año anterior que registró 257 secuestros, según la Dirección venezolana de los Servicios de Inteligencia y Prevención.                                                   



[1]que posee organismo cibernético, se utiliza para designar una criatura compuesta de elementos orgánicos y dispositivos cibernéticos generalmente con la intención de mejorar las capacidades de la parte orgánica mediante el uso de tecnología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada